La Subdelegación del Gobierno abre un expediente sobre un traslado de obras al Museo Thyssen de Málaga

5.7.2012 DIARIO SUR DE MÁLAGA

Subdelegación del Gobierno abre un expediente sobre un traslado de obras al Museo Thyssen de Málaga

nvestiga si las piezas procedentes del Thyssen madrileño debieron ir custodiadas por vigilantes de seguridad privada
05.07.12 – 18:29 – A. J. LÓPEZ | MÁLAGA

El Museo Carmen Thyssen Málaga vuelve a protagonizar un hecho polémico. En esta ocasión, a cuenta del traslado de un conjunto de obras desde el Thyssen madrileño hasta la pinacoteca de la calle compañía. Se trata de fondos incluidos en la colección de la baronesa que se exponen en la muestra ‘Paraísos y paisajes’ que la institución de la calle Compañía inauguró el pasado 31 de marzo. Un transporte que ahora investiga la Subdelegación del Gobierno tras el levantamiento de un acta por parte de la Policía Nacional a raíz de la ausencia de vigilancia privada en esa operación de traslado.
Desde la Subdelegación del Gobierno de Málaga han aclarado que se trata de un expediente administrativo y no sancionador, que consiste por el momento en las actuaciones previas para aclarar los hechos ocurridos a mediados de marzo y determinar si se ha vulnerado la legislación vigente. Un extremo que niegan de manera taxativa desde el Museo Carmen Thyssen Málaga, cuyo director gerente, Javier Ferrer, defiende que el traslado de las obras se ha realizado “conforme a la ley, a la prestadora (la baronesa Thyssen) y las prácticas de la mayoría de los museos españoles”.
En este sentido, Ferrer ha defendido: “Encargamos un informe a la asesoría jurídica del museo, consultamos con los responsables del Guggenheim de Bilbao, del Prado y del Reina Sofía, pedimos información a las empresas especializadas Aon y Marsh y en todos los casos recibimos la misma respuesta: que no era necesaria la vigilancia privada en el transporte de estas obras”.
Una medida que también ha suscitado reacciones en el terreno de la política municipal. No en vano, Izquierda Unida (IU) ha pedido la dimisión de Ferrer. La concejal de IU Toni Morillas ha defendido que la decisión de no incluir seguridad privada en el traslado de las obras “ha puesto en riesgo obras de arte de gran valor cultural, cuya pérdida hubiera sido irreparable, y también económico, ascendiendo su valor a 65.000.000 de euros. O el gerente conocía la legislación y la ha incumplido -sostiene Morillas-; o la desconocía, y en consecuencia ha hecho una gestión chapucera. En ambos casos, estaríamos ante un ejemplo de gestión nefasta, que sale muy cara a los malagueño”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s