Francisco Cazorla Téllez

Cazorla era un buen hombre, poeta, ajedrecista , correcto, bibliotecario y siempre con Paco y Vicente Hernández, y con mi padre Antonio Segovia en Barcelona, en nuestra pequeña casa, donde se gestaron episodios poéticos y artísticos. Cazorla sudaba constantemente, siempre estaba corriendo y leyendo sus últimas creaciones, en su mano una libreta de espiral y lápiz siempre, y en sus bolsillos, almendras y manises.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s