Joaquin Palmerola escritor y poeta

ANDALUCIA : SOLO PARA POETAS

original de Joaquín Palmerola Cánovas

I

Poeta a sangre y fuego. Encarcelado en tu celda sembrada de agonía,habitas soñador,crucificado a la duda y la fe. Tu cruz y guía.

Poeta a sangre y fuego. Lacerado por la computadora sola y fría. Tu sangre derramada por un lado y el fuego que te quema dia a dia forjan un habitante verdadero. De voz serena. De lágrima candente. Lágrima y voz alumbran el sendero que transita en tinieblas otra gente. Apura el vaso y canta,pasajero, solo para poetas. Solamente.

II

El sol está encendido. Encarenado hunde su quilla al mar que le porfía; navega y marca el surco enamorado presintiendo cercana a Andalucía. La tiene ya. La mira apasionado: Jaén, Granada, Córdoba, Almería, eternas para un sol abandonado que no quiere morir en Punta Umbría.

Huelva, Cádiz, Sevilla, -las marismas azules.El cristo sobre el puente- y Málaga de coral. Ocho.Las mismas que nacieron a un mundo diferente con todo el esplendor de sus carismas, solo para poetas. Solamente.

III

Poeta a sangre y fuego. Esperanzado, que la esperanza es tuya todavía, mantén tu corazón atenazado que no será perpetua la ironía.

Poeta a sangre y fuego.Traspasado de tanto padrenuestro con sequía, hendido de dolor, resquebrajado como el campo,la gleba y la elegía.

Dejadle Andalucía a los poetas, portadores sin fín de alma doliente, que esto es cañaveral de hambres inquietas.

Ved el campo andaluz. Vedlo, silente: espinas al arado estan sujetas. Solo para poetas. Solamente.

*****

Este poema fue galardonado con el primer premio en la VIII Tribuna Poética Andaluza que se celebró en Málaga el 6 de septiembre de 1981.

leave a comment

Anuncios

López Muñoz, historiador al óleo de Pedregalejo

Del blog del escritor Joaquin Palmerola.

ANTONIO LÓPEZ MUÑOZ

lopez-munoz-casas-del-barrio1lopez-munoz-pedregalejo-playa2

HISTORIAS DE PINTORES

Antonio López Muñoz habia nacido en Pedregalejo, cuando la década de los cuarenta del siglo XX  iniciaba su trayecto. Aquella Málaga trataba de reconstruir su propia historia, desolada por los recientes acontecimientos de recuerdo dantesco. Los habitantes de aquella ciudad no estaban más que para levantar paredes derribadas, recuperarse de las  heridas y encontrar el modo de llevarse un trozo de pan a la boca.

El hambre no atiende a razones. Necesita ser acallada sin demasiada dilación. Y por mucho que se intente imaginar cómo eran aquellos años de penuria, no es posible comprender en toda su dimensión el alcance de sus secuelas.

El mar, tan cercano y rumoroso, con presencia cambiante y plagado de valiosa generosidad pero al tiempo de peligrosa avaricia,tiene en en esta ciudad una influencia mucho más que decisiva. Y quienes han nacido muy a la vera de cualquier playa, permanecen anclados de…

Ver la entrada original 524 palabras más